Saltar al contenido principal

La creciente demanda global obliga a las empresas productoras de electricidad a asegurar la producción y la protección ambiental. SUEZ ofrece diversas soluciones a medida que garantizan la continuidad de la producción, cumplen las exigencias de seguridad más estrictas y reducen al mínimo el impacto en el medio ambiente y la población.

Sus desafíos

Hacer frente a la creciente demanda de energía y a la vez proteger el medio ambiente

La producción de energía ha adquirido una importancia capital en el mundo actual. La producción de electricidad en el mundo se habrá doblado en 2050. La industria de la energía se enfrenta a un doble reto: satisfacer la imparable demanda de energía y limitar el impacto en el medio ambiente y, en particular, en los recursos.

Los operadores de las centrales eléctricas deben conciliar dos objetivos: mantener o mejorar la competitividad de la producción y cumplir las exigencias ambientales cada vez más estrictas.

Para que sus operaciones sean tanto sostenibles como eficientes resulta crucial proteger la salud y la seguridad de los empleados y las poblaciones cercanas, limitar la huella ambiental, optimizar los costes y asegurar la continuidad de la producción.
Nuestras soluciones

Garantizamos la eficiencia operativa y la protección del medio ambiente

SUEZ ofrece soluciones de tratamiento de aguas y aguas residuales específicas para los productores de electricidad en el marco de una relación comercial basada en la colaboración. Le ayudamos a alcanzar niveles óptimos de rendimiento, a controlar los riesgos y a proteger el medio ambiente. Nos aseguramos de que las normas vigentes se cumplen y fomentamos el crecimiento responsable. 

¿Cómo optimizar el rendimiento operativo?

¿Cómo optimizar el uso de recursos?

¿Cómo mejorar la eficacia ambiental?

Nuestras referencias

Respondemos a la emergencia implementando soluciones sostenibles

En 2006, la planta de conversión química de Areva Marvési se vio obligada a cerrar debido a fuertes lluvias que inundaron la zona de la laguna cerca de la planta. Para evitar que el agua contaminada inundara el entorno natural, la planta se cerró y los expertos de SUEZ sugirieron tratar los 60.000 m3 de agua con ósmosis inversa, que hasta el momento solo se había utilizado en agua de proceso y para desalinizar agua de mar. Gracias a la rápida respuesta de los equipos de SUEZ, Areva Malvési pudo reiniciar la producción después de un mes del cierre.

Reducir la huella hídrica y ambiental

El operador eléctrico australiano Delta Electricity se propuso economicar recursos y mejorar su impacto ambiental. Para ello cuenta con los expertos de SUEZ, que optimizan la reutilización de aguas residuales a través de la gestión operativa y el manejo del mantenimiento. La planta de energía logró reducir en 20 millones de litros su consumo de agua dulce al mejorar la calidad y cantidad de agua producida, lo que permitió la entrega e instalación de nuevas membranas para optimizar la filtración de agua en la planta de recirculación de aguas residuales.
Lo más buscado
Subir