Cambio climático

COP25: SUEZ presenta en su stand el éxito del Proyecto Malvasía en materia de economía circular y preservación de la biodiversidad

Hidrogea, empresa del grupo, ha convertido la depuradora de Cabezo Beaza en un modelo de gestión sostenible, que ha garantizado la óptima reutilización del agua tratada y la protección de la fauna local, incluyendo especies en peligro de extinción.

SUEZ, a través de su filial Hidrogea, en colaboración con la ANSE (Asociación de Ecologistas del Sureste), ha presentado hoy en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático el “Proyecto Malvasía”, con el que desde hace tres años se está trabajando en la protección de la biodiversidad en las lagunas de la Estación Depuradora de Cabezo Beaza, en Cartagena, con el objetivo de convertirla en una infraestructura verde.

En la presentación de este proyecto, realizada en el stand de SUEZ en la COP25, miembros del equipo de Hidrogea compartieron los datos que convierten la gestión de la planta depuradora en un modelo a seguir, ya que todo el proceso que se desarrolla en el tratamiento de las aguas residuales busca la excelencia medioambiental. Toda la energía que se utiliza en la planta es renovable, no genera residuos y el agua depurada se almacena en las balsas a la espera de que se la lleven los regantes de la zona para sus cosechas. Por estas razones, la planta se ha convertido en ejemplo de aplicación de la economía circular.

El éxito del modelo de gestión de la estación depuradora no se limita únicamente a las buenas prácticas en la reutilización del agua tratada. Las balsas artificiales de la planta de Cabezo Beaza se han convertido en el hábitat de más de treinta especies diferentes, entre ellas algunas en peligro de extinción, como la malvasía cabeciblanca. Por estas lagunas pasa el 7% de la población ibérica de esta especie y gracias a los trabajos de los últimos años se ha conseguido con sobrado éxito su reproducción.

SUEZ COP25 Proyecto Malvasia preservacin de la biodiversidad Laguna Cabezo Beaza

Según Jorge Sánchez, biólogo de la ANSE, gracias a la colaboración entre la asociación y SUEZ en la zona, y a la apuesta por convertir la estación en una zona verde, se ha logrado la preservación y proliferación de la fauna local, incluyendo la de esta especie en peligro de extinción. Este éxito requirió la realización de diversos prototipos de balsas con un diseño de gran tamaño, estabilidad y seguridad hasta alcanzar el que se adaptaba perfectamente a las necesidades de estas aves para su reproducción.

Además del trabajo con las aves acuáticas, el Proyecto Malvasía también incluye la plantación de especies de flora autóctonas en sustitución de las plantas invasivas, la colocación de nidos para murciélagos y actividades de difusión y seguimiento entre diferentes sectores de la población, como escolares y familias.

Para conocer la agenda detallada con las ponencias que SUEZ llevará a cabo durante la COP25: https://www.suez.es/es-es/cumbre-mundial-del-clima-cop25