Cambio climático

Barcelona, ciudad resiliente

Más de 70 representantes de ayuntamientos, administraciones públicas, universidades y empresas privadas de ámbito local y nacional han asistido a la presentación virtual de los resultados de la aplicación en Barcelona de las soluciones propuestas por el proyecto RESCCUE para mejorar la resiliencia de la ciudad.

RESCCUE, el primer proyecto europeo de investigación e innovación sobre resiliencia urbana a gran escala, liderado por SUEZ, ha organizado hoy, 10 de noviembre, el evento online “Barcelona, ciudad resiliente”. En este encuentro se han presentado los principales resultados del caso de estudio de Barcelona a grupos de interés locales con el objetivo de promover su aplicación en otras ciudades.

Actualmente, más de la mitad de la población mundial vive en áreas urbanas, una proporción que se espera que aumente significativamente en los próximos años. En estas zonas, los impactos del cambio climático pueden afectar a los servicios urbanos básicos, como el suministro de agua o energía. En consecuencia, las repercusiones de cada evento extremo dependen de la preparación de las urbes para responder a estas amenazas. Por ello, las ciudades están tomando cada vez más medidas para ser más resilientes, es decir, para anticipar, resistir y recuperarse con el menor daño posible frente a impactos relacionados con el cambio climático.

En este sentido, el proyecto RESCCUE ha proporcionado un conjunto de modelos y herramientas para analizar la resiliencia urbana basados en un enfoque multisectorial que integra los diferentes servicios urbanos. Los modelos y herramientas desarrollados por RESCCUE se han validado en tres ciudades diferentes: Barcelona, Lisboa y Bristol, donde se ha realizado la primera aplicación de los resultados para garantizar que el producto final sea completo, de calidad y de fácil aplicación en otras ciudades.

En Barcelona, RESCCUE ha proporcionado a la ciudad el conocimiento y la información necesaria para actualizar y mejorar su Plan Clima. Dentro de este caso de estudio, en el que han participado SUEZ, Cetaqua, el Centro Tecnológico del Agua, el Ayuntamiento de Barcelona, ONU-Habitat, la Fundación para la Investigación del Clima (FIC), el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC), la Universidad de Exeter y Endesa, uno de los resultados más destacados ha sido la mejor comprensión de los vínculos entre los servicios de la ciudad para hacer frente a los eventos climáticos. Estos resultados se utilizarán para planificar acciones de adaptación climática, como por ejemplo la implementación de diferentes sistemas basados en la naturaleza para retener una mayor cantidad de agua durante futuros eventos de lluvia extremos y moderados reduciendo los impactos producidos por inundaciones y contaminación al medio receptor.

Durante el encuentro, se ha destacado la importancia de la resiliencia urbana para Barcelona, así como la necesidad de la colaboración entre todos los actores implicados y, en particular, la colaboración público-privada entre administraciones públicas y operadores de servicios urbanos para hacer frente juntos al cambio climático.

RESCCUE: colaboración para frenar el cambio climático

El proyecto RESCCUE ha contribuido al desarrollo de soluciones para mejorar la resiliencia de las ciudades y hacer frente al cambio climático gracias a la cooperación de 17 socios. Un ejemplo de colaboración enmarcado en un proyecto de investigación europeo que permite una implementación cercana al mercado de la I+D+i, proporcionando soluciones que nos acerquen a los objetivos del Green Deal o Pacto Verde europeo.

Bajo el liderazgo de SUEZ, el consorcio del proyecto RESCCUE está formado por los ayuntamientos de las tres ciudades en las que se han validado sus resultados: Barcelona, Lisboa y Bristol; la agencia de Naciones Unidas ONU-Habitat; empresas de servicios urbanos, como Endesa, EDP Distribuição, Águas de Portugal y Wessex Water; los centros de investigación Cetaqua, Centro Tecnológico del Agua, la Fundación para la Investigación del Clima (FIC), el Laboratório Nacional de Engenharia Civil (LNEC) y el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC); la Universidad de Exeter y la École des Ingénieurs de la Ville de Paris (EIVP) por parte del mundo académico y las PYMES Hidra y UrbanDNA.

Más información